Nadie debe proclamar fechas para la segunda venida de Jesus

La Iglesia Remanente

Desconfíen todos nuestros hermanos y hermanas, de cualquiera que quiera fijar una fecha cuando el Señor ha de cumplir su palabra con respecto a su venida, o con respecto a cualquier otra promesa de significado especial que haya hecho. “No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad”. Pueden los falsos maestros parecer muy celosos por la obra de Dios, y gastar recursos en presentar sus teorías al mundo y a la iglesia; pero como mezclan el error con la verdad, su mensaje es engañoso, y extraviará a las almas por senderos falsos. Es necesario hacerles frente y oponérseles, no porque sean hombres malos, sino porque enseñan errores y procuran poner sobre la mentira el sello de la verdad.  - IR 81.1

 

Capítulo 4—Un salvador os es nacido  Deseado de todas las Gentes

Pero Jesús aceptó la humanidad cuando la especie se hallaba debilitada por cuatro mil años de pecado. Como cualquier hijo de Adán, aceptó los efectos de la gran ley de la herencia. Y la historia de sus antepasados terrenales demuestra cuáles eran aquellos efectos. Mas él vino con una herencia tal para compartir nuestras penas y tentaciones, y darnos el ejemplo de una vida sin pecado. DTG 32.5

Pag 89,90

En nuestra humanidad, Cristo había de resarcir el fracaso de Adán. Pero cuando

Adán fué asaltado por el tentador, no pesaba sobre él ninguno de los

efectos del pecado. Gozaba de una plenitud de fuerza y virilidad, así

como del perfecto vigor de la mente y el cuerpo. Estaba rodeado por

las glorias del Edén, y se hallaba en comunión diaria con los seres celestiales. No sucedía lo mismo con Jesús cuando entró en el desierto para luchar con Satanás.

Durante cuatro mil años, la familia humana [92]

había estado perdiendo fuerza física y mental, así como valor moral; y Cristo tomó sobre sí las flaquezas de la humanidad degenerada. Únicamente así podía rescatar al hombre de las profundidades de su degradación.

 

Muchos sostienen que era imposible para Cristo ser vencido por

la tentación. En tal caso, no podría haberse hallado en la posición

de Adán; no podría haber obtenido la victoria que Adán dejó de

ganar. Si en algún sentido tuviésemos que soportar nosotros un

conflicto más duro que el que Cristo tuvo que soportar, él no podría

socorrernos. Pero nuestro Salvador tomó la humanidad con todo

su pasivo. Se vistió de la naturaleza humana, con la posibilidad de

ceder a la tentación. No tenemos que soportar nada que él no haya

soportado.

La Iglesia Remanente

“Estamos cerca del fin, pero si a usted o a algún otro seduce el enemigo y lo induce a fijar la fecha de la venida de Cristo, estarán haciendo la misma mala obra que causó la ruina de las almas de los que la hicieron en lo pasado.  - IR 92.1

 

Ningún mensaje auténtico establece una fecha

Ninguna persona que fije una fecha para la venida de Cristo tiene un mensaje verdadero. Podéis tener la seguridad de que Dios no da a nadie autoridad para decir que Cristo demora su venida cinco, diez o veinte años. “Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis”. Mateo 24:44. Este es nuestro mensaje, el mismo mensaje que están proclamando los tres ángeles que volaban por en medio del cielo. La obra que debe realizarse ahora consiste en proclamar el mensaje final de misericordia a un mundo caído. Una nueva vida está viniendo del cielo y posesionándose de todo el pueblo de Dios. Pero en la iglesia ocurrirán divisiones. Se formarán dos grupos. El trigo y la cizaña crecerán juntos hasta el momento de la cosecha.(2 MS 130.1)

La Iglesia Remanente

Pero cualquiera que empiece a proclamar un mensaje para anunciar la hora, el día o el año de la aparición de Cristo, toma sobre si un yugo que Dios nunca le ha impuesto, proclama un mensaje que el Señor nunca le ha dado.  - IR 92.2

La Iglesia Remanente

El Señor ha declarado que la historia pasada se repetirá cuando lleguemos a la terminación de la obra. Cada verdad que él ha dado para estos últimos días debe ser proclamada al mundo. Cada columna que él ha establecido debe ser fortalecida. No podemos derribar ahora el fundamento que Dios ha puesto. No podemos entrar ahora en una nueva organización; porque esto significaría apostatar de la verdad (Apuntes, La Iglesia, No 1. Escrito el 24 de diciembre de 1905).  - IR 111.

La Iglesia Remanente

Tenemos que levantar el estandarte que dice: “Los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”. La obediencia a la ley de Dios es el gran asunto. No lo dejemos a un lado. Debemos luchar para que los miembros de la iglesia, y los que no profesan nada, comprendan los requerimientos de la ley del cielo y los obedezcan. Tenemos que magnificar la ley y engrandecerla.  - IR 124.1

 

La Iglesia Remanente

Recibí una revelación acerca de la adopción de un nombre por parte del pueblo remanente. Se me mostraron dos clases de personas. Una abarcaba las grandes organizaciones cuyos miembros profesan ser cristianos. Estos hollaban la ley de Dios bajo sus pies y se postraban ante una institución papal. Observaban el primer día de la semana como día de reposo del Señor. La otra clase, en la cual había pocas personas, se prosternaba ante el gran Legislador. Observaba el cuarto mandamiento. Los rasgos peculiares y prominentes de su fe eran la observancia del séptimo día y la espera del aparecimiento de nuestro Señor en el cielo...  - IR 105.1

EUD pag 33: Muchos de los que tomaron el nombre de adventistas han incurrido en el error de fijar fechas para la venida de Cristo.lo han hecho repetidas veces,pero el resultado ha sido cada vez el fracaso.Se nos declara que el tiempo definido de la venida de nuestro Senor esta fuera del alcance de los mortales.Aun los angeles que ministran a los herederos de la salvacion no conocen ni el dia ni la hora."Empero del dia y hora nadie sabe,ni aun los Angeles de los cielos,sino mi Padre solo"(mat 24:36)  1 JT 506(1879)   Usted no podra decir que El(Jesus)vendra dentro de uno,dos,o cinco anos,ni tampoco tiene que postergar su venida diciendo que tal vez no ocurra por diez o veinte anos. RH Marzo 22,1892.    El tiempo exacto de la segunda venida del hijo  del hombre es un misterio de Dios.-DTG586(1898).  Siempre habra en la iglesia movimientos espurios y fanaticos realizados por personas que pretenden ser guiadas por Dios,por aquellos que correran antes de ser enviados,y que estableceran fechas para el cumplimiento de profecias que aun no se han realizado.El enemigo se regocija con este proceder,porque sus repetidos fracasos y su desviacion de la atencion hacia puntos falsos provoca confusion e incredulidad. 2MS 96(1897).